miércoles, 25 de marzo de 2009

El tiempo es relativo

Mi propósito es reflexionar sobre ese material escaso, intangible, no renovable y caprichoso que llamamos tiempo, canciones, poemas, oráculos, mitos y cuentos nos hablan del tiempo, celebres científicos y filósofos hicieron su aportación al respecto, legándonos como prueba palpable de su inspiración, calendarios gregorianos, despertadores, cronómetros, agendas electrónicas y la paradigmática frase: “El tiempo es oro”. Como elemento intangible que es, el tiempo no se gana ni se pierde, sino todo lo contrario, paradójicamente, el tiempo es relativo.

Albert Einstein ya había demostrado que la realidad temporal es relativa a cada objeto del universo, y que el tiempo es una “materia” inseparable del espacio; de tal forma que si físicamente es “materia”, entonces ésta no se crea ni se destruye, únicamente se transforma, según una de las principales leyes de la física.

Otra teoría interesante menciona que el "Tiempo es invención o es nada", esto lo afirma Henri Bergson. El tiempo es creador sutil e inventivo, en cada instante se trama y hace aparición lo nuevo, lo fresco, lo inesperado. Nunca sucede lo mismo, razona Bergson, porque la segunda vez que sucede algo es diferente de la primera sólo porque eso que pasó se está repitiendo. Las cosas todas, animadas o inanimadas, no son, sino están siendo, en proceso siempre, traspasadas de tiempo.

Por otra parte, la mecánica trata el tiempo de un modo matemático, espacialmente, como un receptáculo vacío y homogéneo que forma una línea; éste no es el tiempo real, pura duración que se capta en la experiencia interna. La mecánica no comprende el tiempo, pues lo concibe según el modo de ser del espacio; además hace imposible el movimiento, pues lo divide en unidades cuya entidad es completa en sí misma. Esto lo podemos ejemplificar claramente en un reloj.

Si hablamos de la conciencia, el tiempo no es así, su rasgo básico es la duración: el yo que vive el presente con el recuerdo del pasado y la anticipación del futuro, que sólo existen en la conciencia que los unifica. Los instantes valen de diferente modo, un momento penetra en otro y queda ligado a él. Es inútil ir a la búsqueda del tiempo perdido: no hay reversibilidad del tiempo. El tiempo es nuevo a cada instante, la conciencia es un tiempo que se relaja o dura: libertad... así que de uno depende el significado que se de al tiempo, elegir lo fugaz o lo permanente.

Pobres de nosotros, siempre estamos en una lucha constante por tratar de extender el tiempo, al tiempo no lo podemos administrar, más bien nosotros tenemos que administrarnos en relación al tiempo, antagónicamente a lo anterior también queremos acortarlo, siempre estamos en la búsqueda de hacer algo en el menor tiempo posible, o peor aún si pasamos un mal rato quisiéramos que este se pasara tan rápido como fuese posible, tan valioso es uno como el otro, por ejemplo para un atleta olímpico acortar el tiempo, incluso a fracciones de milésimas de segundo, representa romper un nuevo record y ganar una medalla de oro, para el enamorado, estar con el ser que ama quisiera que el tiempo fuese perenne, el valor se lo da uno mismo, para un atleta ganar una medalla de oro a obtener una medalla de bronce no es lo mismo si la diferencia en tiempo es de una milésima de segundo, por tanto afirmo: el tiempo es relativo.

El tiempo vuela
El tiempo no espera
Lo que todos queremos es más tiempo
Tiempo para andar
Tiempo para madurar
Tiempo para olvidar
Tiempo...detente muchos años

¿Cómo es tu relación con el tiempo?

video

1 comentario:

BEATRIZ dijo...

yufff!..el tiempo es oro.

Interesante entrada, me gusta la defragmentación que haces en los distintos campos en los que se trata de explicar el universo. La referencia a las ciencias físicas y mecánicas tanto como a la realidad de un presente relativo a las personas...¡qué valiosa es la vida de cada uno!

Las imagenes estan muy a doc.

Nos seguimos leyendo.