jueves, 16 de abril de 2009

Valle amarillo

Porque los recuerdos son de color amarillo
En una mañana de verano camino a Burgos, provincia española de Castilla-León situada en el contorno Cantábrico y el Valle del Ebro, región de páramos y llanuras, por las que franquea la Ribera del Duero (famosa por sus vinos), desde el autobús que cruzaba estos rumbos se apreciaban paisajes cambiantes de sierras rocosas y valles con pastizales inmensos que no dan tiempo para aburrirse a pesar de las 3 horas de camino recorrido desde Madrid. De pronto algo colorido y deslumbrante atrae poderosamente la atención, a la vera del camino, idílicos campos vestidos de amarillo seducen la mirada, se trata de gigantescas plantaciones de girasoles, por su puesto parada obligada para disfrutar de tan esplendido lugar.
Una vez abajo, la postal es increíble, a la distancia atraviesan montañas rocosas bañadas por un color azul claro del cielo que las roza, en el campo, unos cuantos árboles que contrastan la imagen tan colorida, es interesante ese predominio de amarillos que lo llena todo, también el juego de simetrías desordenadas que conforman las flores. El viento sopla, se percibe, se siente, se escucha, y al ritmo que este impone las delicadas hojas se mesen, pero siempre mirando hacia el sol que las levanta y que las protege.
Si te acercas parece que te están mirando, pero no es a ti a quien miran, si no al brillante astro de arriba, pero si ellas no miran lo de abajo, tú miras lo de arriba en ellas, para eso están ahí, para que te acuerdes de la luz, que no puedes mirar sin deslumbrarte, la luz de arriba.
Foto. Ejercito amarillo. Israel Durán

6 comentarios:

Mr Blueberry dijo...

¿Has estado en España? Que bueno...No conozco concretamente esa zona...Pero si que conozco los campos de trigo de Castilla y me puedo hacer una idea...

Abrazotes

Sueños compartidos dijo...

Que tal Blueberry, gracias por visitar mi blog, ahora me doy una vuelta por el tuyo.

Si he estado en España, ésta región es hacia el norte al limite con Francia, en toda está zona hay tanto cultivos de trigo y de girasol.

Saludos

BEATRIZ dijo...

Israel,

Y hasta allá me transportaste con tu narración de luces divididas, que miran hacia arriba para que lo de abajo conozca la luz.

Justo esta mañana leía un pasaje del Popol Vuh, basado en los libros sagrados de los indios quichés mayas de Guatemala. En ese pasaje habla del corazón del cielo, compuesto por rayos...

Esta entrada tiene la luminosidad que le hace falta a los días nublados.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Tienes el don de con tu escritura transportar al lugar de donde hablas.

Es muy interesante lo que leí, haces que me olvide por un momento de mi realidad.

Mientras sigas escribiendo, te seguiré.

Laura-Sujami dijo...

Hola, me encantó el post.
Fabulosa descripción, no te faltó ni un mínimo detalle y cuando dulzura en tus palabras, casi creía que me acariaba ese aire castellano.

Enhorabuena por tu blog, he estado ojeando y seguiré haciendo. Así me haré seguidora tuya para poder seguir leyéndote más a menudo.

Un abrazo, Laura-Sujami.

Angelet dijo...

Venía a darte las gracias por haberme hecho el maravilloso honor de recoger el meme (pero recuerda que te falta por recoger el PREMIO DULCE COMO LA MIEL, que es el que está posteado en tercer lugar, que también es tuyo), visitar mi casita y dedicarme tan lindas palabras (por algo serás "Alquimista de palabras" ¿no?), cuando, paseando por tu blog he encontrado esta hermosa entrada hablando de mi tierra...

Yo también he hecho varias veces ese viaje desde Madrid a Burgos, y siempre que lo hago, me pasa lo mismo... Quiero parar el coche porque me he quedado enamorada de los girasoles... ¡Es tan hermoso verlos, todos en fila, ordenaditos, y girando al mismo tiempo a medida que lo hace el sol!

Una vez que iba yo sola, paré el coche y me fui a hablar con uno de ellos, pero me dijo que estaba trabajando y que no le molestara... "¿Trabajando?", pregunté con curiosidad... "Sí", me respondión, "mi misión en esta tierra es absorber la luz del sol todas las horas en las que el astro reys tenga la gentileza de permanecer en el bello azul del cielo... Y para ello, he sido dotado de un mecanismo que me permite ir girando a medida que él va dando la vuelta a la tierra para, así, no perder ni un solo minuto del brillo de su luz... Y si me pusiera a hablar contigo, que no digo que no me apeteciera, estaría incumpliendo mi misión, y eso rompería el ritmo de toda la plantación"... "¡Mare de Deu! Qué responsabilidad, que constancia, que perseverancia, qué amor a su trabajo..." Pero luego recordé lo bien que se pasa viendo una peli en el home cinema en casa comiento pipas, y entendí al Girasol... Lo que me pregunto es por qué todos los seres vivos de los que cuida la Naturaleza tienen tan claras sus misiones y su función en la vida, y la cumplen, y los seres humanos, en cambio, procuramos escurrir el bulto en cuanto el jefe, la mujer, el hijo, el amigo o la novia se dan la vuelta para hacer una llamada...

Libre albedrío, se llama, libre albedrío... Aunque yo lo llamo simplemente CARA MÁS DURA QUE UN PIANO...

Un beso, mi cor... Y sigue escribiendo como escribes, porque creo que no eres Alquimista, sino que ya te ascendieron a Ángel de palabras...